lunes, 3 de septiembre de 2012

Elimina la ansiedad y el estrés paso a paso

Cómo enfrentar paso a paso el estrés y la ansiedad

Los perjuicios de estrés y ansiedad han alcanzado una valoraciones preocupantes en las sociedades occidentales. Distintas situaciones, como la falta de empleo, las escasas perspectivas de futuro, problemas de pareja, problemas se sociabilidad, problemas laborales, económicos, e incluso fobias y temores muchas veces infundados, son los grandes responsables de las decadencias que causan el estrés y la ansiedad entre la población de occidente. La diferencia entre el estrés y la ansiedad, consiste a grandes rasgos en que el estrés es un miedo (aunque no es exactamente miedo, es más algo así como angustia) producido ante una situación que es inminente y que nos llena de pavor. Por ejemplo, si estamos esperando en la sala de espera de un hospital a que el médico nos de los resultados sobre una biopsia sobre un tumor, que podría ser un cáncer, eso es estrés, esa terrible sensación ante un peligro inmediato. Y la ansiedad consiste también en una fuerte sensación de angustia ante un peligro, pero el peligro no es tan inmediato, y la ansiedad es más usual que el estrés. Por ejemplo, el miedo que tiene un fóbico social cuando sale a la calle a pasear entre gente, esa sensación permanente que tiene el fóbico social ante la gente, eso es ansiedad. En este artículo damos unas pautas para combatir los desagradables dolores causados por el estrés y la ansiedad.

Consejos paso a paso para combatir el estrés y la ansiedad

 El estrés y la ansiedad se pueden combatir. Hay una serie de metodos que nos ayudarán en esas situaciones de nuestra vida en donde el dolor del estrés y de la ansiedad se han apoderado de nosotros. En estos momentos, nada mejor que aplicar los siguientes puntos:
1. Una analisis demuestra que los trastornos de ansiedad afectan sobre todo a personas con una sexualidad activa. Por lo que podemos inferir, que buena parte de estos trastornos se deben a tener unas demandas sexuales no satisfechas. Y esto afecta tanto a hombres como a mujeres: las mujeres tienen en apariencia más facilidad para encontrar novio, o pareja sexual. Pero muchas mujeres se encuentran insatisfechas con el sexo por el sexo, y la falta de una pareja sexual que llene verdaderamente los deseos de esa mujer, puede desencadenar ansiedad. Por tanto, tener una vida amorosa y sexual plena es fundamental. Este blog está lleno de artículos que tratan ese tema, por lo que me remito a ellos… Pero la idea de este primer punto a seguir si tenemos trastornos de estrés y ansiedad, es esa: que tu vida amorosa y sexual sea plena.
2. Es esencial no ser unos sádicos con nosotros mismos, no exigirnos cosas imposibles, y ponernos unos objetivos demasiado difíciles de cumplir. Hay que aprender a relajarse, a ver que nuestras exigencias a nosotros mismos a veces son descabelladas… Tenemos que aceptarnos como personas limitadas, y aprender a apreciar lo que hemos conseguido. Aprende a disfrutar de los pequeños placeres de la vida, y a no exigirte tanto.
3. En las situaciones de ansiedad, normalmente se producen un montón de falacias y autoengaños dentro de nuestro propio pensamiento. Por ejemplo, en la situación actual de crisis, alguien puede pensar que nunca va a encontrar trabajo, y puede darse en su cerebro pensamientos de tirar la toalla definitivamente. Es importante trabajar nuestro pensamiento, ver que las cosas no están tan mal como pensamos, no dejarnos guiar por los sentimientos negativos: de la realidad se encarga la lógica y la ciencia, no los sentimientos que podamos tener. Haz un esfuerzo mental, piensa durante media hora cómo es el mundo desde una perspectiva puramente lógica, y aunque tengas dolor interior, tú piensa que ese dolor es irreal, y el mundo, tu mundo, verdaderamente es como estás penando desde esa perspectiva lógica en esa media hora que debemos de pensar (recomendable practicar esto todos los días, o sea, dedicarle todos los días media hora a ver que el mundo de ahí fuera no se corresponde con los dolores mentales que tenemos, con esto cambiaremos con el tiempo nuestras sensaciones y serán más positivas)
4.No te limites, no caigas en el papel de víctima. Piensa que la mayoría de los hombres que han nacido en la historia, han muerto casi nada más nacer. No eres una víctima, eras un afortunado, aunque sufras, estás vivo y puede que pase el temporal y vuelvas a disfrutar de la vida. Combate también con el pensamiento, en la línea del punto 3, el victimismo, que es un círculo vicioso que te mete más en un profundo desorden de ansiedad.
5.Analiza y Piensa que el futuro no es como tú lo estás preediciones en esos momentos en donde la ansiedad se apodera de ti. Igual que los dos ejercicios anteriores: combate con el pensamiento las ideas de que no hay futuro, o de que este es amenazador. Piensa que en una sola semana, puede suceder algo que empieza a ayudarte a solucionar tus problemas, o quizás aparezca esa chico-chica que te cambiará la vida, y que te marcará la vida. Nunca se sabe lo que nos vamos a encontrar a la vuelta de cada esquina… Piensa igual que los dos puntos anteriores, y piensa que el futuro es prometedor, y los problemas, más tarde o más temprano, se irán.
6. Igual que hemos dicho que tenemos que aceptarnos a nosotros, con todos nuestros errores, también tenemos que aceptar a los demás, permitirlos ser imperfectos… Y para ello, volveremos a pensar, como en los puntos anteriores, que los demás no son tan malos como nosotros nos imaginamos en esos momentos de dolor. No intentes averiguar el pensamiento de los demás, de echo, la mayoría de la gente son ambivalentes en sus pensamientos, por eso nunca acertaremos las intenciones y las verdaderas motivaciones de los demás. Aprende a dejarte apoyar y ayudar por los demás.
7. Conocerte a ti mismo y aprender a valorarte, aprende a valorar lo que has conseguido en la vida. En los malos momentos, parece que lo bueno de nuestra vida, esas cotas altas que podamos haber alcanzado, parece que se desvanecen. En cambio, parece que sale a relucir todo lo malo… Esto es irreal, piensa, trabaja el pensamiento esa media hora todos los días, hasta que vuelvas al mundo real, hasta que veas que, aunque el dolor del estrés y de la ansiedad es un dolor fuerte, no se corresponde con la situación real de las cosas. Es un dolor simplemente producido por tu organismo, para ayudarte a salir del bache en donde te encuentras. Un poco, tu organismo te espolea como el jinete al caballo, para que salgas pitando de esa situación de tu vida, de ese atasco vital, en donde te has metido… Además, es un dolor que pretende prepararte para situaciones futuras. Quien sufre se trasforma, y con el tiempo, el sufrimiento hará que podamos ser más felices en el futuro.
8. Igual que en los puntos anteriores hemos intentado organizar nuestro pensamiento, es muy importante también tener una vida organizada. Tener unos hábitos y unas rutinas estandarizadas y predecibles, es fundamental para evitar el estrés y la ansiedad. Una vida desorganizada, sin horarios y con días completamente impredecibles, es una fuente segura de estrés y de ansiedad. Por eso, es importante tener unos días predecibles, tener una vida organizada, y tener unas rutinas diarias que nos ayudarán mucho a salir de la ansiedad y del estrés.

poner fin al estrés y  la ansiedad

Por tanto, para acabar con el estrés y la ansiedad, es primordial organizar nuestra vida y nuestro pensamiento. Y es que, el estrés y la ansiedad son situaciones mentales provocadas por nuestro organismo para “animarnos” a salir del bache en donde nos hemos metido. Pero, igual que la depresión, el estrés y la ansiedad son sufrimientos que nos muestran un mundo irreal: las cosas fuera de nuestro dolor son menos malas de lo que nos creemos en esos malos momentos de estrés y ansiedad. Por eso es muy importante, aprender a combatir el estrés y la ansiedad, a la vez que ponemos a nuestra vida y a nuestra mente el orden adecuado para salir de ese bache que estamos pasando. No hace falta salir completamente del bache para acabar con el estrés y la ansiedad: por ejemplo si tenemos problemas económicos, no hace falta solucionarlos para terminar con los pesares. Sólo es cuestión de seguir las ocho recomendaciones, a la vez que intentamos solucionar nuestros problemas y preocupaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada